Miquel Barceló

Miquel Barceló nació en 1957 en Felanitx (Mallorca). Es un firme representante del arte español contemporáneo. Estudió en la Escuela de Artes Decorativas de Palma de Mallorca y en 1974 continuó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Al año siguiente volvió a su ciudad natal y formó parte de Taller Lunatic, un grupo de arte conceptual.

Barceló ha avanzado a lo largo de su vida por caminos muy variados, lo que lo ha convertido en un artista versátil y en constante evolución, tanto en la técnica como en los materiales en las que sus primeras exposiciones dejaron paso a cajas con materiales en descomposición. Sus obras abarcan el ámbito de la pintura, la escultura, la cerámica y la fundición.

Característicos sus enormes lienzos figurativos de finales de los años setenta con un marcado expresionismo abstracto norteamericano junto con la pintura barroca, el art brut, el arte poveraitaliano, las obras de Joan Miró y Antoni Tàpies se cuentan entre las influencias que Barceló ha transfigurado en una formidable síntesis personal de índole neoexpresionista y de desbordante imaginación, de densa presencia matérica e inmensa riqueza plástica.

El reconocimiento internacional le llegó tras su participación en la Bienal de Sao Paulo de 1981 (donde sus obras mostraban influencias del y la transvanguardia italiana) y en la Documenta VII de Kassel de 1982. Estas influencias lo proyectaron a la escena artística  internacional en plena juventud.

Recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas de España en 1986 junto con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes que se le otorga en 2003. En 2004 expone en el museo del Louvre las acuarelas que creó para ilustrar la Divina Comedia de Dante, convirtiéndose en el primer artista que contemporáneo vivo que expone en el museo. En 2007 se realiza la inauguración de la intervención en la capilla del Santísimo en la Catedral de Palma y obtiene el doctorado honorífico por la Universidad de las Islas Baleares.  Realiza en 2007 los inicios para la decoración de la Cúpula de la sala XX del Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra, que levanta un torbellino mediático al ser finalizada en 2008.

Se trata de la última obra del artista la sala bautizada como “La Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones” es una obra que cubre los 1600 metros cuadrados de la cúpula y cuyo coste ascendió a veinte millones de euros dando forma tras nueve meses a un planeta, un mar, una cueva. Solo puede ser apreciada por el espectador de forma fragmentaria, debido a su gran superficie; en la cual, el artista da forma a miles de estalactitas marinas que en su conjunto evocan un gran mar universal.

Miquel Barceló ha logrado modelar la sede de la ONU de Ginebra, con 35.000 kilos de pintura de color y mucho ingenio e ingeniería, una cúpula barrida por olas y afilada por miles de estalactitas que resume la idea del mundo de Barceló: “una cueva que reúne a los hombres y se mueve hacia el futuro”. Es tan grande que es casi imposible verlo en su totalidad. El ojo humano solo capta fragmentos. El pintor ve su obra como una metáfora del mundo. Su gran característica es que no tiene dos puntos de vista iguales.

El techo de la sala, que era un enorme desierto blanco, se convierte en la nueva “capilla Sixtina del siglo XXI”. El artista intenta plasmar la idea de infinito en un mar revuelto inspirado en los cielos del barroco pero es también una cueva primitiva sembrada de estalactitas de hasta 2 metros de longitud. Barceló utilizó una pistola de “paintball” para disparar la resina con la que consiguió formar las estalactitas. Posteriormente las formas de resina se cubrieron después con esos 35.000 kilos de pintura, con un código de colores para crear esa cueva.

Después de cada sesión, el suelo del andamio quedaba cubierto por un mar de pintura caída de la cúpula. Los chorros de pintura fueron cubriendo la cueva-cúpula, pero con el descubrimiento del Nexópido (un tipo de pintura capaz de aguantar las estalactitas) todo cambió. A Barceló le gustaba tenderse en el suelo y mirar el efecto que producía su pintura. Él mismo ha dicho que quiere llevar al extremo pintar contra la gravedad.

Actualmente se puede conocer el estilo de este artista gracias a la exposición “tridimensional” de la CaixaForum Barcelona que recoge los 25 últimos años de su trayectoria artística. La exposición se estructura en torno a 7 espacios distintos que muestran las diferentes emociones, sensaciones y percepciones que Barceló pretende hacernos llegar con su visión particular del mundo, comenzando desde la sala de El mar, el museo, la biblioteca y el estudio; seguido de La solitude organisative, Cuadros del mundo terrenal, Huir del exceso, Un diario, Chemin de lumière y por último Retratos.

Esta muestra será la clave para poder llegar a experimentar de forma coherente y emocionante la obra de Barceló que consta de 180 obras, desde grandes telas creadas a partir del año 1982 hasta las más recientes, pasando por sus piezas cerámicas y escultóricas, sin olvidar las acuarelas, dibujos, pósteres, libros y cuadernos de viaje.

La obra que preside el exterior del CaixaForum Barcelona para la exposición es Gran Elefant dret que se trata de un elefante bocabajo, la cual está realizada en bronce fundido de unos 8 metros aproximadamente de altura con un peso de 5 toneladas.

La muestra de la exposición incluye objetos experimentales e incluso privados, colocados junto a obras clave, sobre todo pinturas, así como obras cerámicas y escultóricas, gouaches, acuarelas, dibujos, carteles, libros y cuadernos de viaje. Todo, para subrayar el ritmo y la variedad de su trayectoria. Por este motivo, el artista se ha implicado directamente en la selección de las obras, además de prestar algunas telas de su propia colección, lo que permite transformar la muestra en un auténtico acontecimiento, y no tanto en una retrospectiva de su trabajo.

Muchas de las obras ponen a prueba las técnicas y los géneros artísticos de una manera tremendamente original: bodegones y retratos tridimensionales, cerámicas que recuerdan bestiarios y recipientes antiguos, y aguadas delicadas y dibujos traslúcidos en los que las imágenes prácticamente se desvanecen.

Celia de Castro Jódar

DNI: 77358772-C

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s