EL POLIVALENTE WILL SMITH

Empecemos con un poco de música:

¿Sabíais que esta canción era de Will Smith? Pues así es, el conocido actor de Hollywood empezó a ser conocido en el mundo de la música antes de saltar a la pequeña pantalla. Formaba un grupo de rap junto a su amigo de la infancia Jazzy Jeff. En 1988 ganaron un Grammy, empezaron a tener buenas críticas y su éxito fue aumentando. Pero, por no pagar sus impuestos, Will Smith elevó sus deudas a un valor de 2,8 millones de dólares.

Fue entonces cuando decidió aceptar la oferta de la NBC para protagonizar una serie de televisión llamada “The Fresh Prince of Bell-Air” (El príncipe de Bell-Air). La serie estuvo en antena seis años, siendo un gran éxito de audiencia y Will empezó a ser conocido a nivel internacional. Si alguien no ha visto nunca la serie (algo casi imposible) o quiere recordar como era Will Smith de joven, solo tiene que encender la televisión y poner Antena Neox a las 13:00 horas cualquier día de la semana (http://www.formulatv.com/programacion/71/antenaneox/).

Durante estos años, nació en el joven Smith el sueño de llegar a ser un gran actor de cine. Realizó un par de películas con escaso éxito en taquilla pero a la tercera fue la vencida. En 1995 fue coprotagonista de “Dos policías rebeldes”. Tan solo un año después aparecía como teniente del ejército de EEUU en “Independence Day”.

Dos de dos, éxito y éxito. Todos conocíamos la faceta humorística del actor, que nunca se olvida con pequeños y suspicaces comentarios, y además quedó claro, con estas dos películas, que Will servía para llevar un arma entre las manos y que podía tratar bastante bien con extraterrestres.

Quizás fue por esto por lo que le ofrecieron el papel con el que conseguiría su tercer éxito de taquilla en tres años consecutivos, la película “Men in Black” (Los hombres de negro), para la cual incluso compuso una canción con el mismo nombre.Por estos éxitos y su trayectoria como actor se le empezó a considerar como el actor para todos los públicos. Tenía atractivo para cualquier tipo de público, ya fuera por edad, sexo o raza.

Al año siguiente estrenó dos películas y fueron una de cal y otra de arena. Protagonizó “Enemigo Público”, con la que hizo una gran recaudación además de muy buenas críticas. En esta gran película, se ve a un Will Smith más emotivo. Hay una mezcla de acción y emoción perfectamente transmitida e interpretada por el actor. La segunda en cuestión fue “Wild Wild West”, que supuso un fracaso a nivel de recaudación y de críticas ya que tenían grandes expectativas.

En 2002 protagonizó la película biográfica “Ali”, sobre el mítico boxeador Muhammad Ali, con la cual fue nominado al Oscar como mejor actor. Cabe destacar el increíble cambio físico que tuvo que realizar el actor para parecer un auténtico peso pesado del boxeo. Como ya he mencionado anteriormente, Will demuestra en esta película que sabe emocionar, ya que, más que la historia de un boxeador, se trata de la historia de un hombre, un hombre que luchó tanto por defender sus derechos como por defender su título de campeón de los pesos pesados.

Hasta ahora sabemos que Will Smith sabe disparar, golpear, matar extraterrestres,… en definitiva, un especialista en cine de acción. Pero lo que también sabe es hacer reír y sobre todo, emocionar. Los años posteriores hizo las segundas partes de sus primeros éxitos: “Men in Black II” y “Dos policías rebeldes II”. Y de repente, de extraterrestres a luchar contra robots, protagonizando la película de gran éxito “Yo, Robot”. De nuevo queda demostrada la ambivalencia de Will, acción y emoción juntas con un resultado excelente. Dentro de la acción de la batalla y las persecuciones aparece un hombre con una historia, algo que apela a los sentidos y contradice la insensibilidad robótica para destacar por encima de todo.

Ahora, olvídate de armas y de lucha. En las dos próximas películas no le vamos a ver dando una lección a “los malos”. Primero, Will Smith nos da lecciones para conquistar en “Hitch: Especialista en ligues”. Se trata de una comedia romántica en la cual interpreta a un casamentero profesional, que es amenazado por una periodista disfrazada de estudiante en sus clases y que planifica realizar un reportaje de sus métodos fraudulentos. Al final de la película, la lección se la lleva el propio Will, y nos deja un mensaje final al espectador: sé tú mismo.

En la segunda lo que da es una lección de vida. Por supuesto estoy hablando del gran éxito “En búsqueda de la felicidad”. Se trata de la historia de un padre que, habiéndolo abandonado su mujer por la mala situación económica, lucha por sobrevivir. Se deja la piel para tener un buen futuro que darle a su hijo, sin descuidarle en ningún momento. En esta película, Will Smith nos emociona pero sobre todo nos conmueve. Con esta película fue nominado a diferentes premios, entre ellos al Oscar como mejor actor. Además de actor, hace de productor, y su hijo en la película es su hijo en la realidad (el actor de Karate Kid). Mirad el trailer y fijaros en la frase final que le dice a su hijo:

Si quieres algo ve por ello, y punto. Menudo padrazo!!

Un año después, en 2007, realiza el drama de acción “Soy Leyenda“. En este caso interpreta a un científico que investiga una solución para el terrible virus que asoló la ciudad de Nueva York dejándolo con la única compañía que su perra. Pero no está solo. Está rodeado por “los infectados”, victimas de la plaga que se han convertido en seres depredadores, los cuales solo pueden existir en la oscuridad y devoraran o infectaran a todos y todo lo que se cruce en su camino. Se pasa tres años rebuscando para encontrar comida y suministros, y enviando puntualmente mensajes por radio, desesperado por encontrar a más supervivientes que pudieran estar allí fuera. Mientras tanto, los Infectados permanecen en las sombras, vigilando sus movimientos. Al ser su sangre inmune al virus, la emplea finalmente para buscar la cura, pero es su sangre también lo que persiguen los “infectados”, y sabe que el enemigo le supera y que el tiempo se le está acabando rápidamente. El final, mejor no os lo cuento. A mi personalmente me parece un peliculón!

El siguiente gran éxito tiene cierta conexión con nuestra carrera, y especialmente con las relaciones públicas. Se trata de la película “Hancok“, que trata de un superhéroe con muy mala imagen de cara al público, debido a los daños que causa cuando resuelve crímenes y a su alcoholismo, vamos, que es un capuyo. Es entonces cuando un consultor de relaciones públicas corporativo (Jason Bateman), tras ser salvado por el superhéroe, intentará devolverle el favor mejorando su imagen pública. Pero mientras intenta mejorar su reputación, éste corteja en secreto a su mujer (Charlize Theron) y en mitad de la acción aparece una historia de amor que marca su inicio en la eternidad.

Después de todas estas películas, Will Smith nos ha hecho sentir casi de todo. Hemos visto acción, emoción, nos hemos conmovido, hemos reido, hemos… ¿llorado? Aun no. Falta una película en la que se cuente una historia de sacrificio, una historia en la que el valor humano esté por encima de todo y sobre todo, una historia que nos haga emocionarnos de tal forma que las lágrimas caigan por su propio peso. Esa historia existe, y Will Smith la interpreta a la perfección en “Siete almas“, la cual, aunque recibió duras críticas, fue un éxito de taquilla. En este drama, encarna a un hombre que vive atormentado por los errores que cometió en el pasado y decide compensarlos de alguna forma. El proyecto se complica cuando se enamora de una de las personas a las que ayuda, y el final es, sin duda, emocionante.

Fue en este momento cuando, Will Smith, fue declarado el actor más rentable de Hollywood, basándose en un estudio realizado por Forbes, vía encuesta. La noticia menciona que: “El actor de 40 años recientemente encabezó la encuesta anual de Quigley Publishing Co., que desde 1932 entrevista a los dueños de las salas de cine sobre las estrellas que les generan las mayores ganancias. La encuesta de Forbes, que reconoce fue algo “subjetiva”, también tomó en consideración la capacidad de una estrella por atraer financiamiento a un proyecto. La cinta más reciente de Smith , Siete almas, recibió críticas terribles y aun así facturó 70 millones de dólares en Estados Unidos. El pasado verano su filme,  Hancock , tuvo beneficios brutos de 228 millones de dólares.

En definitiva, director, productor, cantante de rap, y sobre todo, gran actor. Para mi, uno de los mejores debido a la gran versatilidad para realizar papeles de todo tipo. Acción, comedia, drama, amor, … cualquier género lo domina a la perfección y lo traduce en éxitos de taquilla.

MANUEL ECHAVARRI SANCHEZ

72075937-D

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo PERFILES

2 Respuestas a “EL POLIVALENTE WILL SMITH

  1. Wow, vaya que hay facetas del buen Will que no conocía, por ejemplo la de rapero, aunque definitivamente me quedo con su faceta de actor de acción, y dentro de eso, mi película favorita de él es Yo Robot.

  2. amanda

    ops os filmes dele é super legal más o maś mesmo é un maluco no pedaço

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s